Exit Britannia

Por Janet Sloss

BONAVENTURA
PRESS

Capitulo 11

EXIT BRITANNIA

La Ultima Conquista de Menorca 1798 - 1802

© 2002 Bonaventura Press

  Capitulo 1 Capitulo 5 Capitulo 9
Introduccion Capitulo 2 Capitulo 6 Capitulo 10
Agradecimientos Capitulo 3 Capitulo 7 Capitulo 11
Bibliografia Capitulo 4 Capitulo 8 Capitulo 12

Capitulo 11

Los artículos preliminares de la paz se firmaron en Londres entre el embajador francés Otto, y Lord Hawkesbury, el ministro de asuntos exteriores, el 1 de octubre de 1801. La capacidad de negociación británica en la mesa de la paz se vio muy debilitada al ser sustituido William Pitt por Lord Addington. Pitt, como su padre, siempre había actuado en la creencia de que Gran Bretaña y Francia eran enemigos tradicionales y durante diecisiete años había favorecido las alianzas antifrancesas. Addington, sin embargo, era débil y conciliador. Napoleón se aprovechó de ello para ganar terreno diplomático. En febrero de ese año, Austria había reconocido las repúblicas francesas de Helvetia (Suiza), Batavia (Holanda) y las Repúblicas de Liguria y Cisalpina (Italia), dando a Napoleón la primera mano en la mesa de paz.

El Artículo XII de los preliminares establecían que había que elegir representantes de los países interesados– Francia, España y la República de Batavia1 por un lado, Inglaterra y Portugal por otro. Portugal no asistió a la firma del tratado de Amiens sino que firmó un tratado aparte, el Tratado de Madrid, con Lucien Bonaparte a finales de septiembre.

Amiens, la capital de Picardía, fue elegida para la firma de un "Tratado Universal de Paz". Estaba a poca distancia del Canal de la Mancha, lo que ahorraría tiempo en viajes. Era una pequeña ciudad de 40.000 habitantes. Los años de guerra se habían cobrado su tributo. Las manufacturas habían descendido y al no haber trabajo, la gente pasaba hambre. Los niños morían, las instituciones de caridad no daban abasto y arrojaban a la gente para que pidiera en las calles.

Napoleón consideró importante dar una imagen elegante de Francia en las negociaciones. Su ministro de interior, Chaptal, declaró que Francia debe ofrecer a los extranjeros "limpieza, seguridad y una imagen de orden". Se envió a toda prisa a ministros y consejeros a Amiens para que la convirtieran en una ciudad bonita. Las principales calles de la ciudad fueron pavimentadas y adornadas con árboles. Requisaron casas para las principales personalidades y llenaron el ayuntamiento de pinturas de la Escuela Francesa traídas del palacio real de Versailles. También trajeron de Versailles muebles y relojes.

Esta limpieza de cara no fue suficiente para el Alcalde Augustin Debray que habló en nombre de sus conciudadanos: "Tenemos hambre. He hecho todo lo que he podido para evitar la mendicidad pero debemos dar a estos desdichados otros medios para sobrevivir"2 La respuesta llegó inmediatamente de París. Era muy importante salvar la cara frente a los diplomáticos extranjeros. Se enviaron 40.000 francos y los trabajadores sin empleo fueron contratados en "talleres benéficos".El tratado fue firmado en el ayuntamiento de Amiens el 27 de marzo. El hermano de Napoleón, José Bonaparte, firmó en nombre de Francia, D'Azara por España, Schimmelpeninck por la República de Batavia y Lord Cornwallis por Inglaterra. Llevados por el júbilo tras la ceremonia de la firma, José Bonaparte ofreció 1.200 libras a los propietarios de los talleres; el representante holandés, Schimmelpeninck, dio 1200 libras a la beneficencia; y Lord Cornwallis les imitó. En cuanto a las veinte pinturas, el gobierno francés las cedió al municipio de Amiens donde todavía cuelgan en su Museo.

Durante un breve tiempo, hubo festejos en Amiens, pero el Tratado de Amiens no era motivo de celebración. Bajo los términos acordados, Inglaterra tenía que devolver la mayor parte de sus conquistas, incluyendo las islas del Mediterráneo y Francia tenía que abandonar Nápoles y devolver Egipto al Imperio Otomano. Pero Napoleón tenía otros planes y Gran Bretaña no podía sobrevivir sin el comercio, de manera que las hostilidades no tardarían en volver a comenzar.3

Notas

1 WO1/301
2 WO1/300
3 Alaior, Libro de Acuerdos, 1783-1810, no. 19

“La Firma de la Paz de Amiens”
por Claude Ziegler. gracias al Museo de Picardie, Amiens.

Este libro es disponsible tambien en formato .pdf (13Mb) para imprimir aqui.